Ludmil Angelov, excepcional Chopin en Málaga

Ludmil Angelov, excepcional Chopin en Málaga

Reproducimos la extraordinaria crítica de José Antonio Cantón en SCHERZO del Concierto de Ludmil Angelov con la Orquesta Filarmónica de Málaga

Excepcional Chopin en Málaga

Málaga. Teatro Cervantes. 09-II-2017. Orquesta Filarmónica de Málaga (OFM). Ludmil Angelov (piano). Director: Minhea IgnatObras de Frédéric Chopin, Wolfgang Amadeus Mozart y Richard Strauss.

Desde que consiguiera el Premio Extraordinario “World Music Masters” de Montecarlo el año 1994, el pianista búlgaro Ludmil Angelov no ha parado de afianzar su perspectiva del glorioso pasado decimonónico con una autoridad y dominio indiscutibles. Se ha convertido en un referente del repertorio romántico, especialmente en Chopin, del que conoce en profundidad la totalidad de su obra, que ha llegado a interpretar en múltiples ocasiones. Angelov transita desde hace más de cuarenta años con tal aristocracia artística que lleva a recordar a los grandes mitos del teclado, muestra de ello aparece en su forma de interpretar, todo un ejercicio de pura sabiduría, autenticidad estilística y diáfana transmisión musical. 

Pese a las dificultades que encierra el Primer concierto para piano y orquesta en Mi menor, Op.11 de Chopin, tocó su primer movimiento con el sutil grado de delicadeza que requiere la creación de este compositor, sin menoscabo de sustentar en todo momento una presencia sonora equilibrada con la orquesta que seguía los tempi que marcaba el piano y que, desde el pódium, el maestro Ignat supo respetar siempre. Angelov demostró conocer los secretos de esta obra desgranando todos los detalles de su discurso con apolínea articulación. Ésta llegó a su grado sumo en la romanza central, con un larghetto en el que surgieron las nobles esencias del pensamiento chopiniano. El pianista logra mantener constantemente una expresión cuasibelcantista exquisitamente declamada. 

Su preciso mecanismo, puesto siempre al servicio de la más esencial musicalidad, fue todo un ejemplo de uno de los principios técnicos más elementales a la vez que difíciles en los que Chopin basó su singularidad pianística. No es otro que un claro concepto de tener la tecla como punto de apoyo donde, desde la pulsación, transmite el mensaje musical, con un equilibrio perfecto en el peso del brazo y la capacidad de deslizamiento de la muñeca y los dedos, uno de los grandes secretos del alto virtuosismo pianístico que propone Chopin y que en Angelov adquiere el mayor grado de expresividad con su soberbio sentido del rubato. Esta esencial seña de identidad del compositor polaco fue aún magnificada en el bis con el que correspondió a los aplausos del público; el Nocturno en Do sostenido menor, Op. post. que interpretó con un alto grado de contenida pasión.

La segunda parte del concierto estuvo ocupada por la Sinfonía “Linz” de Mozart, junto a la jovial y placentera Suite del “Caballero de la Rosa” de Richard Strauss. La primera funcionó adecuadamente desde la experiencia de la orquesta que últimamente está más atenta en mejorar la escucha de sus profesores entre sí, dando la sensación de un instrumento cada vez más cohesionado en su actual progresión artística. 

En las dos primeras piezas de la segunda, el fino virtuosismo que pide Strauss quedó falto de ajuste desde la capacidad constructiva del director que no llegó a exhibir en momento alguno el adecuado sentido de anacrusa o anticipación gestual que el autor pide constantemente en su ampuloso y a la vez camerístico lenguaje musical, dificultándose así la ineludible transmisión que exige la dirección de esta suite. Con todo, la interpretación adquirió mayor entidad artística en los tres episodios finales en los que la OFM manifestó la prestancia técnica y musicalidad que vienen siendo crecientes en la presente temporada.

 

 

Ludmil Angelov con la Filarmónica de Málaga

Ludmil Angelov con la Filarmónica de Málaga

El pianista español de origen búlgaro, Ludmil Angelov, se presenta los próximos días 9 y 10 de Febrero dentro de la programación de abono de la Orquesta Filarmónica de Málaga, con el Concierto nº 1 de Chopin, bajo la dirección de Ignat Mihnea, en el Teatro Cervantes de Málaga. 

Ludmil Angelov

Reconocido internacionalmente como experto chopiniano, como atestigua el Grand Prix du Disque Chopin otorgado por el Instituto Internacional Chopin de Varsovia a su disco con obras del compositor polaco, no obstante, su curiosidad le ha llevado a explorar un amplio repertorio que se refleja tanto en sus producciones discográficas -como la integral de conciertos para piano de Pantcho Vladiguerov o el descubrimiento, estreno y grabación del monumental Concierto Op. 3 de Moszkowski– como en sus programas de concierto y recital, entre los que ha sido especialmente celebrado el dedicado al virtuosismo de pianistas compositores polacos, de Chopin a Zarebski, pasando por Godowski o Szymanowski.

 

También destaca como músico de cámara, actividad de la que igualmente ha dejado constancia discográfica, como su regsitro de las Sonatas para violín y piano de Brahms, con Vesko Panteleev; e incluso como acompañante de cantantes, también con registro fonográfico incluido, dedicado a las Canciones de Pauline Viardot con la cantante Ina Kancheva, o su próximo recital en La Scala de Milán con la soprano Krassimira Stoyanova el día 27 de este mismo mes. Ya en Marzo tocará con la Orquesta Filarmónica de Varna el Concierto nº 2 de Rachmaninov, y de nuevo el 1º de Chopin con la Orquesta Sinfónica de Daegu, en Corea. Su último trabajo discográfico es Tango Project, junto al violinista Vesko Eschkenazy, uno de sus compañeros de aventuras habituales en música de cámara, que en breve incluirán una nueva formación de quinteto junto al Cuarteto Bretón.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies