Kun-Woo Paik en Málaga con Hernández-Silva

Kun-Woo Paik en Málaga con Hernández-Silva

El gran pianista coreano Kun-Woo Paik regresa a España para interpretar el Concierto nº 2 de Rachmaninov con el maestro Manuel Hernández-Silva y la Orquesta Filarmónica de Málaga los próximos 20 y 21 de Diciembre en el Teatro Cervantes. Kun-Woo Paik ya dejó una honda impresión en su anterior visita a Málaga para el concierto de clausura de la temporada 2015/16 de la OFM en el que interpretó el monumental Concierto de Busoni, también con Hernández-Silva a la batuta.

Entonces, diversos medio como CodalarioEl MundoLa Opinión de MálagaMálaga Hoy o aforolibre.com reflejaban la excepcional interpretación brindada por el pianista con expresiones como: “Proeza, sin más apelativos, es la palabra adecuada para calificar el trabajo expuesto por Kun-Woo Paik“, “Kun-Woo Paik es un pianista colosal, descomunal, un auténtico privilegio para los oídos“; “El despliegue técnico estuvo presente en todo tipo de pasajes de octavas, terceras, escalas, trinos, etcétera, y tuvo como valor añadido que nunca fue un hándicap para despegarse de la musicalidad, del discurso coherente e imparable de la vasta obra“; “no sólo era un excelente intérprete, sino que tenía una enorme capacidad para empastar el sonido del piano con la orquesta, para desplegar una enorme consciencia del conocimiento de la obra, de sus frases, motivos, entradas y salidas. Espectacular la sincronía que supo mostrar en cada final e inicio de sección, un deleite para todos los asistentes“; etc.

Kun-Woo Paik_Grabaciones_Discos_Sellos

Algunas de las grabaciones de Kun-Woo Paik para los sellos más importantes del mundo

Mas reciente es su visita a la Oviedo Filarmonía para interpretar el Concierto nº 5, Emperador, de Beethoven, durante las Jornadas de Piano Luis G. Iberni de Oviedo bajo la dirección de Carlos Domínguez-Nieto. Nuevamente medios como El Comercio, Codalario, o La Nueva España reflejaron el impacto que les causó a los críticos la versión de Kun-Woo Paik: “pulcritud máxima en la interpretación, en primer lugar del pianista invitado, el surcoreano Kun-Woo Paik, que ha ofrecido un Emperador inmaculado, destacando en su pianismo un cálido y pulido sonido de calidad palpable“;  “Kun-Woo Paik fue transparentemente certero y estrictamente escrupuloso“; “es un virtuoso con alma, con corazón“; “Kun-Woo Paik ofreció anoche un extraordinario concierto con Oviedo Filarmonía bajo la dirección de Carlos Domínguez-Nieto“.

Próximas apariciones de Kun-Woo Paik en España incluyen varios conciertos en Pamplona y Bilbao junto a la Orquesta Sinfónica de Navarra y Hernández-Silva con el Concierto nº 2 de Prokofiev en Enero; y en Vigo y Santiago junto a la Real Filharmonía de Galicia y Paul Daniel con el Concierto en Sol de Ravel en Febrero. Kun-Woo Paik posee una impresionante discografía en los sellos más importantes y en breve se presentará su última realización en la que regresa al pianismo intimista de los Nocturnos de Chopin.

 

 

 

Kun-Woo Paik y Domínguez-Nieto en Oviedo

Kun-Woo Paik y Domínguez-Nieto en Oviedo

Kun-Woo Paik, extraordinario pianista surcoreano afincado en París, y Carlos Domínguez-Nieto, nuevo Director Titular y Artístico de la Orquesta de Córdoba, coincidirán juntos con la Oviedo Filarmonía en las Jornadas de Piano Luis G. Iberni que organiza el Ayuntamiento de Oviedo en una temporada muy especial que celebra el vigésimo aniversario tanto de la Oviedo Filarmonía como del Auditorio Principe Felipe.

Kun-Woo Paik, piano

Kun-Woo Paik es uno de los más importantes pianistas de su generación. Ganador del Naumburg Award y Medallista de Oro en las Busoni International Piano Competitions. Su carrera internacional despegó tras su primera aparición en Nueva York en que tocó las obras completas para piano de Ravel en el Lincoln Center, y su debut con orquesta en el Carnegie Hall. Kun-Woo Paik ha colaborado con directores como Maazel, Jansons, Marriner, Sawallisch, Bĕlohlávek, Kitaenko,, Conlon, Nelsons, Inbal, Wit o Hernández-Silva, y tocado con orquestas como New York Philharmonic, London Symphony, BBC Symphony, Orchestre de Paris, Sinfónica de Berlín, Nacional Húngara, Filarmónicas de Oslo, Rotterdam, Varsovia y San Petersburgo. Es también habitual invitado en festivales como Berliner Festwochen, Aix-en-Provence, La Roque d´Anthéron, Ravinia, Mostly Mozart, Colmar, Montreux, Dubrovnik, Aldeburgh o Festival de Pascua de Moscú.

Kun-Woo Paik_Grabaciones_Discos_Sellos

Algunas de las grabaciones de Kun-Woo Paik para los sellos más importantes del mundo

Entre sus numerosas grabaciones se pueden destacar Scriabin, Liszt, las obras completas para piano de Mussorgsky, la integral de conciertos para piano y la Rapsodia sobre un tema de Paganini de Rachmaninov (con Vladimir Fedoseyev para BMG) o la integral de las 32 sonatas de Beethoven para DECCA. Su grabación de la integral de conciertos de piano de Prokofiev recibió el Diapason d´Or del año y el premio de la Nouvelle Académie du Disque de Francia. Como artista exclusivo de DECCA y para celebrar el año Bach en 2000, grabó las transcripciones de Busoni de obras de órgano de Bach; y a continuación otro álbum con obras de Fauré que ganó todos los principales premios en Francia. Recientemente grabó la integral de Chopin para piano y orquesta con Antoni Witt y la Filarmónica de Varsovia.

Carlos Domínguez-Nieto, director

Director Titular y Artístico de la Orquesta de Córdoba
Director Titular de la orquesta de cámara Concierto München

Carlos Domínguez-Nieto primer plano cabeza apoyada

Domínguez-Nieto dirige regularmente orquestas como la Baden-Baden Symphoniker, Bayerisches Rundfunkorchester, Bayerisches Kammerorchester, Gürzenich Orchester Köln, Hofer Symphoniker, Kammerorchester Bad Brückenau, Münchner Symphoniker, Neue Philharmonie Westfalen, Nordwestdeutsche Philharmonie, Nürnbergische Symphoniker, Orquesta del Festival de Wesftfalen, Philharmonie Südwestfalen, Staatskapelle de Halle, WDR Sinfonieorchester Köln, Westfalen Symphoniker, Württembergische Philharmonie, Sinfonieorchester Basel, Brucknerorchester Linz, Orquesta del Mozarteum de Salzburgo, Orquesta Filarmónica de Varsovia, Sinfónica de Hungría, Orquesta de la Ópera Nacional de Hungría, Orquesta Metropolitana de Lisboa, Filarmónica de Buenos Aires, Sinfónica de Rosario, Orquesta de la Universidad Nacional en México y las Sinfónicas de Aragua, Falcón, Guárico, Mérida en Venezuela; teatros como el Rokoko-Theater Schwetzingen, Landestheater Schleswig-Holstein, Ópera de Cámara de Múnich, Niederbayern Landestheater, Passau, Theater Münster, Stadttheater Klagenfurt, Münchner Puzzletheater, Südostbayerisches Städtetheater Passau, Kleinstes Opernhaus München, Staatstheater Meiningen; y festivales como el Wesftfalen Festspiele, Sommerfestspiele Dachau y Ekhof Festspiele Gotha.

En España ha dirigido a la Orquesta de RTVE, Sinfónica de Navarra, Sinfónica de Castilla y León, las Orquestas Filarmónicas de Gran Canaria y Málaga, la Filharmonia de Galicia y Orquesta de Córdoba. Ha grabado para Sony-BMG y la Radio de Baviera, con la Orquesta Sinfónica de Múnich, la Orquesta de la Radio de Múnich, la Orquesta Sinfónica de la Radio de Colonia (WDR) y la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria entre otras, con solistas como Francisco Araiza, Olga Scheps, Wen-Sinn Yang o Ingolf Turban. Desde la temporada 2018/19 es el Director Titular y Artístico de la Orquesta de Córdoba.

 

 

Críticas de Kun-Woo Paik con NY Phil.

Críticas de Kun-Woo Paik con NY Phil.

Paik, Bělohlávek, brillantísimo Beethoven con la Filarmónica

David Wright, New York Classical Review, 09.12.2016

El jueves por la noche, a los 70 años, el pianista Kun-Woo Paik (…) hizo su primera aparición con la NY Philharmonic en Nueva York. Tras su interpretación del Concierto nº 3 en Do menor de Beethoven, solo cabe desear muchas más.

Los aficionados al piano ya le conocían por su reciente grabación de la integral de las 32 sonatas de Beethoven. La interpretación en directo del jueves, sin filtros, demostró que esas magistrales lecturas en CD no fueron trucos de estudio.

Prácticamente estático en su banco, arqueado sobre el teclado, Paik puso una fluida técnica totalmente al servicio de la música, trayendo cada compás a una vibrante vida, moldeándolos con enorme expresividad,

Su interpretación fue ejemplar en el sentido más literal: Uno querría traer a cada estudiante de piano a la sala y decir: Así es como suena Beethoven cuando todo está en su sitio –sin jactancia, sin exageración, solo cada nota, cada frase, y énfasis donde es necesario para levantar el edificio completo ante tus ojos,

Puede un solista influir en la forma en que toca la orquesta? Como sino explicar la sonora, arquitectónica cualidad de la larga exposición orquestal, liderada por el maestro Jiří Bělohlávek, antes de la entrada del solista. El amplio fraseo de la orquesta, balance tonal, e infalible sentido de la dirección fueron un reflejo de los del pianista, tanto en estas páginas iniciales como a lo largo de toda la obra.

una de las más convincentes interpretaciones de Beethoven de esta o cualquier temporada.

Leer la crónica completa de David Wright en New York Classical Review

Haciendo que Beethoven parezca fácil. Mejor tarde que nunca

Anthony Tomassini, The New York Times, 10.12.2016

El distinguido pianista Kun-Woo Paik hizo un esperado debut en la temporada de abono de la Filarmónica de Nueva York…. El Sr. Paik dio magistral cuenta de esta conocida obra, tocando con un sonido inusualmente cálido y penetrante, y exponiendo los pasajes rápidos con gracia elocuente.

El Sr. Paik, que vive en Paris, ha centrado su carrera en Europa. En 2004 tocó el 3º de Prokofiev con la orquesta en una gira en Corea, pero esta ausencia del escenario de la Filarmónica ha sido una negligencia.

Su interpretación del jueves fue un modelo de como extraer del piano un sonido rico y redondo sin ningún esfuerzo aparente. Su magistral acercamiento a la obra, correspondido por el Sr. Bělohlávek y la orquesta, puede haber carecido de agitación superflua, pero expuso a la perfección la estructura interna y el desarrollo dramático. Hubo hasta un toque de diablura en en la vivaz interpretación del Rondó final.

Leer la crónica completa de Anthony Tommasini en The New York Times

Nunca es tarde si la dicha es buena. 

Pedro J. Lapeña Rey, Codalario, 19.12.2016

Y la forma de tocar de este poeta del piano (Wilhelm Kempf) me vino a la cabeza el sábado al escuchar a su antiguo alumno, ahora septuagenario, interpretar de manera admirable el Concierto en do menor del sordo de Bonn. Su interpretación huyó de todo tipo de efectismos, centrándose en lo puramente musical. Sin aspavientos ni gesticulaciones innecesarias, sacrificó algo del contundente sonido beethoveniano de alguno de sus colegas para conseguir, sin esfuerzo aparente alguno, con una tranquilidad pasmosa, desplegando musicalidad y poesía a partes iguales, una versión expresiva, con vida propia, donde la música fluía con naturalidad, que nos dejó de piedra.

Leer la crónica de Perdo J. Lapeña Rey en Codalario

 

 

Kun-Woo Paik. Nunca es tarde si la dicha es buena

Kun-Woo Paik. Nunca es tarde si la dicha es buena

Crítica: Debut a los setenta años de Kun-Woo Paik con la Filarmónica de Nueva York.

Nueva York. David Geffen Hall  10-XII-2016. Temporada de abono de la Orquesta Filarmónica de Nueva York (NYPO). Kun-Woo Paik, piano. Director musical: Jiri Belohlavek. Obertura de De la casa de los muertos de Leos Janacek. Concierto para piano nº 3 en Do menor, Pp. 37 de Ludwig van Beethoven. Sinfonía nº 6 en do mayor, op. 60 de Antonín Dvořák.

Y la forma de tocar de este poeta del piano (Wilhelm Kempf) me vino a la cabeza el sábado al escuchar a su antiguo alumno, ahora septuagenario, interpretar de manera admirable el Concierto en do menor del sordo de Bonn. Su interpretación huyó de todo tipo de efectismos, centrándose en lo puramente musical. Sin aspavientos ni gesticulaciones innecesarias, sacrificó algo del contundente sonido beethoveniano de alguno de sus colegas para conseguir, sin esfuerzo aparente alguno, con una tranquilidad pasmosa, desplegando musicalidad y poesía a partes iguales, una versión expresiva, con vida propia, donde la música fluía con naturalidad, que nos dejó de piedra.

Por Pedro J. Lapeña Rey – Codalario

El mundo de la música está lleno de paradojas. Hoy en día los escenarios musicales de todo el planeta están llenos de artistas orientales. No siempre fue así. En los años 60, Kun-Woo Paik fue de los primeros coreanos en venir a Nueva York a estudiar con Rosina Lhévinne en la Juilliard School. En aquellos años, antes de instalarse definitivamente en Paris, acompañaba habitualmente a la violista japonesa NobukoImai en sus conciertos neoyorquinos. Dio recitales en el Alice Tully Hall, y años más tarde fue un habitual del Carnegie Hall. Por eso es sorprendente nunca haya tocado con la NYPO – salvo una colaboración en 2014 en una gira de la orquesta por Corea a las órdenes de LorinMaazel–y los conciertos de este fin de semana hayan supuesto a sus setenta años, su debut con la orquesta aquí en Nueva York.

El pianista, con una amplia carrera en Francia – es Chevalier de l’Ordre des Arts et des Lettres -, Italia e Inglaterra  – fue invitado a la Última noche de los Proms en 1987 –ha tocado en varias ciudades españolas como Las Palmas, La Coruña o Sevilla en años atrás. Tras sus años en Nueva York y antes de afincarse en Paris, también  estudió en Italia con Wilhelm Kempf. Y la forma de tocar de este poeta del piano me vino a la cabeza el sábado al escuchar a su antiguo alumno, ahora septuagenario, interpretar de manera admirable el Concierto en do menor del sordo de Bonn. Su interpretación huyó de todo tipo de efectismos, centrándose en lo puramente musical. Sin aspavientos ni gesticulaciones innecesarias, sacrificó algo del contundente sonido beethoveniano de alguno de sus colegas para conseguir, sin esfuerzo aparente alguno, con una tranquilidad pasmosa, desplegando musicalidad y poesía a partes iguales, una versión expresiva, con vida propia, donde la música fluía con naturalidad, que nos dejó de piedra. Precisamente lo que tanto echamos en falta en muchos de sus colegas asiáticos.

Este enfoque puede ser discutible en los Conciertos segundo y cuarto, y claramente insuficiente en el “Emperador”, pero en este tercero tiene todo su sentido, en una interpretación que le hermana a otros solistas que el arriba firmante ha tenido la ocasión de ver en el pasado como Alicia de Larrocha, Emanuel Ax o Maria Joao PiresEntre el público como espectador de lujo, su compatriota Ban Ki-Moon, en sus últimos días como Secretario General de las Naciones Unidas, no se lo quiso perder.

¿Qué decir del acompañamiento de Jiri Belohlavek y la orquesta? Sencillamente magistral. La versión de Paik reclamaba un acompañamiento “a la antigua”, con orden, control y balance entre las secciones, eminentemente musical y de fraseos amplio. Lo tuvimos en grado sumo, con la brillantez propia de esta orquesta lideradacon sabiduría por el director checo. La enorme ovación fue correspondida tras hacerse bastante de rogar por una obra fuera de programa, la tercera de las Romanzas sin palabras, op. 17 de Gabriel Fauré.

Jiri Belohlavek nos sorprendió desde su entrada al escenario. No le veía desde hace tres años, cuando tras terminar su etapa de titular en la Orquesta Sinfónica de la BBC, le vi su primer concierto en Rotterdam, al ser nombrado “Principal director invitado” de la Filarmónica. En la ciudad holandesa aun lucía su característica melena rizada. Sin embargo el sábado se presentó con la cabeza completamente afeitada. Un cambio completo de imagen que espero sea por decisión personal y no por razones médicas. El director checo tampoco ha sido un habitual de la NYPO. Hasta la fecha solo les había dirigido en una ocasión. Fue en 1985 cuando era Director de la Sinfónica de Praga, cinco años antes de alcanzar la titularidad de la Filarmónica Checa. Como fue notorio, su salida  tumultuosa de ésta, fue el origen de su gran carrera internacional. Lo que perdieron los checos lo ganamos el resto. Su dedicación a ser el paladín de la opera de su país lo conocemos bien en España con su inolvidable dirección de la Katya Kabanova de Robert Carsen en el Teatro Real y es muy conocida en el Metropolitan donde ha dirigido cinco producciones distintas en los últimos años.

Tras oírle la Obertura de “Desde la casa de los muertos” no se nos podía quitar de la cabeza que sería oír la obra entera a sus manos. Pocas veces han sonado las cuerdas de esta orquesta tan chirriantes y a la vez tan brillantes como el otro día. Los metales, imponentes, envolvieron el sonido de manera admirable.

La segunda parte fue dedicada a la Sexta Sinfonía de Antonín Dvorak, de entrañable recuerdo para un servidor. El primer concierto que vi a Jiri Belohlavek fue en 1991 con esta obra, en el primero de los ciclos sinfónicos de la añorada Fundación Cajamadrid. Dedicado en aquella ocasión a las últimas cuatro sinfonías del compositor bohemio, la Fundación se trajo a la Orquesta Filarmónica Checa para cuatro conciertos dirigidos a pares por Belohlavek y el mítico Vaclav Neumann. Veinticinco años después, parece que el tiempo no pasa por el director checo. La fuerza que imprimió a la versión me recordó a aquella con la que nos sorprendió hace la friolera de veinticinco años.

Consciente del altísimo nivel de la orquesta, les exigió al máximo desde el Allegro inicial, donde la influencia de Johannes Brahms es innegable. El Adagio fue perfilado con un fraseo de primera, esplendoroso y perfectamente construido. El Belolahvek más vibrante y espectacular se desató en el Scherzo, uno de los más famosos de la historia de la música. Se lanzó a tumba abierta sobre el “furiant”, la danza checa sobre la que se construye el mismo, y la orquesta, con un nivel de precisión excelente, respondió de manera brillante. Los violines, todos a una bajo las órdenes hoy de la segunda concertina Sheryl Staples – quien ya nos había asombrado en la Obertura “janacekiana” – fraseaban con brillantez y eran contestados con igual nivel de precisión por violas, violonchelos y contrabajos doblando las segundas voces. Se relajó algo en el Finale, muy solemne en su parte intermedia y de nuevo acelerado en un final deslumbrante, con una coda imponente, digno colofón de este enorme concierto.

Kun-Woo Paik con la Filarmónica de Nueva York

Kun-Woo Paik con la Filarmónica de Nueva York

El gran pianista coreano afincado en Francia, Kun-Woo Paik, regresa a la Orquesta Filarmónica de Nueva York para interpretar, bajo la batuta de Jiří Bělohlávek, el Concierto nº 3 en Do menor, Op. 37 de Beethoven en el David Geffen Hall los próximos 8, 9 y 10 de Diciembre. Tan solo una semana después, retomará esta misma obra, con la Orquesta del Centro de Artes Escénicas de Hyogo bajo la dirección de Christian Arming.

Kun-Woo Paik

Kun-Woo Paik es considerado uno de los más importantes pianistas de su generación. Nacido en Seúl, ofreció su primer concierto con diez años interpretando el Concierto de Grieg con la Orquesta Nacional de Corea. Con quince años se mudó a Nueva York para estudiar con Rosina Lhevinne en la Julliard School y con Ilona Kabos en Londres. Paik es ganador del Naumburg award y Medallista de Oro en las Busoni International Piano Competitions. Su carrera internacional despegó tras su primera aparición en Nueva York en que tocó las obras completas para piano de Ravel en el Lincoln Center, y su debut con orquesta en el Carnegie Hall.

Su debut europeo tuvo lugar 1974 con tres recitales consecutivos en el Wigmore Hall de Londres, seguidos de otro recital en la Philharmonie de Berlín. Desde entonces ha colaborado estrechamente con directores como Lorin Maazel, Mariss Jansons, Long Yu, Sir Neville Marriner, Wolfgang Sawallisch, Jiří Bĕlohlávek, Dmitri Kitaenko, James Conlon, John Nelson, Eliahu Inbal o Antoni Wit, y tocado con orquestas como New York Philharmonic, London Symphony, BBC Symphony, Orchestre de Paris, Sinfónica de Berlín, Nacional Húngara, Filarmónicas de Oslo, Rotterdam, Varsovia y San Petersburgo. Es también habitual invitado en festivales como Berliner Festwochen, Aix-en-Provence, La Roque d´Anthéron, Ravinia, Mostly Mozart, Colmar, Montreux, Dubrovnik, Aldeburgh o Festival de Pascua de Moscú.

Kun-Woo PAik_Grabaciones_Discos_Sellos

Algunas de las grabaciones de Kun-Woo Paik para los sellos más importantes del mundo

Entre sus numerosas grabaciones se pueden destacar Scriabin, Liszt, las obras completas para piano de Mussorgsky, la integral de conciertos para piano y la Rapsodia sobre un tema de Paganini de Rachmaninov (con Vladimir Fedoseyev para BMG) o la integral de las 32 sonatas de Beethoven para DECCA. Su grabación de la integral de conciertos de piano de Prokofiev recibió el Diapason d´Or del año y el premio de la Nouvelle Académie du Disque de Francia.

Como artista exclusivo de DECCA y para celebrar el año Bach en 2000, grabó las transcripciones de Busoni de obras de órgano de Bach; y a continuación otro álbum con obras de Fauré que ganó todos los principales premios en Francia. Recientemente grabó la integral de Chopin para piano y orquesta con Antoni Witt y la Filarmónica de Varsovia. Kun-Woo Paik vive en París y es director artístico del Festival de Música Costa Esmeralda en Dinard. El gobierno francés le nombró “Chevalier de l´ordre des arts et des lettres” en el año 2000.