Hernández-Silva, curso magistral y grabación

Hernández-Silva, curso magistral y grabación

A lo largo de este mes de Julio el Maestro Hernández-Silva impartirá el Primer Curso Magistral de Dirección de Orquesta organizado por la Orquesta Filarmónica de Málaga, que tendrá carácter bienal, y transcurrirá en esta edición entre los días 17 y 22 de Julio. La OFM recibió 85 solicitudes para cubrir las 15 plazas activas del curso, uno de cuyos participantes podrá, a criterio de la orquesta, ser distinguido con el Premio Especial de la OFM, que supondrá su participación en un concierto del Ciclo ‘La Filarmónica Frente al Mar’, que tienen lugar en el Auditorio Edgar Neville de la Diputación de Málaga.

A continuación, entre el 24 y 28 del mismo mes de Julio, el Maestro Hernández-Silva se hará cargo de la grabación que la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia dedicará a la obra del Maestro Manuel Moreno Buendía, que incluye sus conciertos para flauta y violín y la suite Celtiberia. Con ese mismo programa inaugurará la temporada de la OSRM en Septiembre. En la grabación participarán como solistas Darling Dye (violín), Juan Antonio Nicolás (flauta) y Berna Perles (soprano).

Hernández-Silva

Hernández-Silva, que prorrogó recientemente su contrato con la Orquesta Filarmónica de Málaga hasta 2020 y cerró la temporada sinfónica del conjunto malagueño con una 3ª de Mahler que recibió extraordinarias críticas, debutará en la temporada 17/18 con la Orquesta Nacional de España en la inauguración de la temporada sinfónica del Auditorio de la Diputación de Alicante, y además de la OSRM visitará también otras orquestas como la OEx o la RFG, junto al extraordinario trompetista Pacho Flores, y regresará a la Orquesta Sinfónica Nacional de Puerto Rico, además retomar la actividad operística dirigiendo un Cosí fan tutte en el Teatro Cervantes de Málaga, con Berna Perles y Pablo García López en los principales papeles.

 

 

Domínguez-Nieto dirige Cenerentola en Alemania

Domínguez-Nieto dirige Cenerentola en Alemania

El director español Carlos Domínguez-Nieto dirigirá La Cenerentola de Rossini en el Wagenhalle de la Pasinger Fabrik de Munich los días 7 y 8 y 15 y 16 de Julio y en el Festival de Blutenburg los días 22 y 23 del mismo mes. Domínguez-Nieto, que viene de obtener un resonante éxito dirigiendo la 5ª Sinfonía de Bruckner con la Orquesta Filarmónica de Málaga el pasado mes de Mayo, y de grabar sendos discos con con Olga Scheps y la WDR Sinfonieorchester; y con Francisco Araiza y la Phiharmonie Südwestfalen, regresará este otoño a la BR Münchner Rundkunkorchester y a la Westfalen Festival Orchester.
 
 

Carlos Domínguez-Nieto

General Musik Direktor del Landestheater Eisenach durante siete años y director titular de la orquesta de cámara Concierto München desde su fundación en 1997, Carlos Domínguez-Nieto colabora habitualmente con algunas de las más relevantes orquestas centroeuropeas como la Bayerische Kammerorchester, Sinfonieorchester Basel, WDR Sinfonieorchester Köln, Orquesta del Mozarteum de Salzburgo, Hofer Symphoniker, Brucknerorchester Linz, Staatskapelle de Halle, Kammerorchester Bad Brückenau, Münchner Symphoniker, Württembergische Philharmonie, Nordwestdeutsche Philharmonie, Philharmonie Südwestfalen, Gürzenich Orchester Köln, Neue Philharmonie Westfalen, Baden-Baden Symphoniker, Westfalen Symphoniker, Nürnbergische Symphoniker, o la Orquesta del Festival de Westfalen; teatros como Landestheater Schleswig-Holstein, Niederbayern Landestheater Passau, Theater Münster, Ópera de Cámara de Múnich, Rokoko-Theater Schwetzingen, Stadttheater Klagenfurt, Münchner Puzzletheater, Südostbayerisches Städtetheater Passau, Kleinstes Opernhaus München, Staatstheater Meiningen; y festivales como el Wesftfalen Festspiele, Sommerfestspiele Dachau o Ekhof Festspiele Gotha. En España ha dirigido la Sinfónica de Navarra, Filarmónica de Gran Canaria, Real Filharmonía de Galicia, Sinfónica de Castilla y León, Orquesta de RTVE o Filarmónica de Málaga. También ha dirigido a la Filarmónica de Varsovia, Orquesta Sinfónica de Hungría, Orquesta de la Ópera Nacional de Hungría, Orquesta Metropolitana de Lisboa, Orquesta Filarmónica de Buenos Aires y la Sinfónica de Rosario en Argentina, la Orquesta de la Universidad Nacional en México y las Sinfónicas de Aragua, Falcón, Guárico y Mérida en Venezuela.

Nacido en Madrid en 1972, estudia piano, violoncello y composición en el Conservatorio Profesional de Música-Amaniel y en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid y composición y dirección de orquesta en la Hochschule für Musik und darstellende Kunst en Viena (Leopold Hager, Uros Lajovic) y en la Universidad Mozarteum de Salzburgo (Dennis-Russel Davis, Jorge Rotter). Termina sus estudios con las máximas calificaciones. En 1997/98 fue director asistente de la Joven Orquesta Nacional de España (JONDE) y de la Münchner Jugendorchester. En 1999 ganó por concurso el puesto de director asistente de Iván Fischer en la Orquesta Festival de Budapest. En 2001 ganó el primer premio en el 8º Concurso Internacional de Dirección de Orquesta de la Fundación Oriente de Lisboa. Ha dirigido la Orquesta Sinfóncia de Navarra, la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, la Orquesta Filarmónica de Varsovia, la Orquesta Sinfónica de Hungría, la Orquesta de la Ópera Nacional de Hungría, la Bruckner Orchester Linz, la Orquesta Metropolitana de Lisboa, la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires y la Sinfónica de Rosario en Argentina, la Orquesta de la Universidad Nacional en México y las Sinfónicas de Aragua, Falcón, Guárico, Mérida en Venezuela.

 

 

 

 
Hernández-Silva con la Baremboim-Said

Hernández-Silva con la Baremboim-Said

Este 29 de junio a las 20:30 el alumnado de la Academia de Estudios Orquestales pondrá el broche final al curso 2016/17 con un concierto en el Espacio Turina de Sevilla bajo la batuta del reconocido maestro Manuel Hernández-Silva, director titular de la Orquesta Filarmónica de Málaga. El programa del concierto incluye la Sinfonía n.º 41, K. 551 en do mayor Júpiter, de Wolfgang Amadeus Mozart, y la Sinfonía n.º 4, op. 120 en re menor, de Robert Schumann.

Este concierto tendrá además un componente social destacado, ya que la Fundación Barenboim-Said apoya la campaña de la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA) cuando se cumplen 50 años de la ocupación de los Territorios Palestinos, donando a esta institución la recaudación íntegra de este concierto.

Academia de Estudios Orquestales

Además del alumnado de la Academia de Estudios Orquestales han sido invitados a participar en este concierto músicos de la Orquesta Joven de Andalucía y del Conservatorio Superior de Música Manuel Castillo de Sevilla. Para estos jóvenes intérpretes este concierto supone una destacada oportunidad de adquirir experiencia sobre el escenario y en la representación del repertorio orquestal, ambos aspectos decisivos en la formación del músico.

La Academia de Estudios Orquestales fue fundada en 2003 con el objetivo de crear una tradición de excelencia musical en la interpretación del repertorio orquestal mediante el perfeccionamiento técnico y artístico de su alumnado para facilitar su incorporación a orquestas profesionales. Esta institución ofrece asimismo una formación en valores, destacando la importancia de la participación de los músicos en la sociedad a través del hecho musical. El alumnado de la Academia proviene de diferentes ciudades andaluzas, así como de otras comunidades. Durante el curso reciben formación instrumental de alto nivel de la mano de prestigiosos solistas de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, así como formación en música de cámara, participación en talleres orquestales y conciertos.

50 años de ocupación

El próximo sábado 10 de junio la ocupación militar israelí sobre Palestina alcanza los 50 años. Medio siglo de ocupación militar israelí sobre territorio palestino que cada día empuja a una situación humanitaria límite a casi 5 millones de palestinos y palestinas, entre ellos más de 2 millones de refugiados de Palestina sujetos a restricciones extremas de libertad de movimiento. Esta situación afecta directamente a su acceso a servicios básicos como la escuela, el empleo, las tierras agrícolas o la salud. Actualmente UNRWA trabaja para más de 5 millones de refugiados y refugiadas de Palestina.

Desde su creación la Fundación Barenboim-Said trabaja en Cisjordania a través del Proyecto de Educación Musical en Palestina con el objetivo de ofrecer una educación musical que favorezca un desarrollo cognitivo, social y emotivo equilibrado, ofreciendo a través de la música nuevas vías de expresión y de desarrollo de la imaginación, creatividad y personalidad de los alumnos y alumnas de un entorno desatendido cultural y socialmente.

Las entradas para este concierto benéfico ya están a la venta a través de la página web de ICAS a un precio único de 10 €. Los menores de 25 años tendrán un descuento del 50% en el precio de la entrada. Los asientos no están numerados. Este concierto cuenta con la colaboración del Instituto de la Cultura y las Artes (ICAS) Ayuntamiento de Sevilla.

 

 

Excelentes críticas de Hernández-Silva y OFM con la 3ª de Mahler

Excelentes críticas de Hernández-Silva y OFM con la 3ª de Mahler

Admirable construcción sinfónica

Por José Antonio Cantón, SCHERZO

Refiriéndose a esta imponente sinfonía, el propio Mahler llegó a decir a su amiga la violista Natalie Bauer-Lechner que en ella “pretendía construir un mundo (sonoro) con todos los medios técnicos a su alcance”. “Lo que quiero expresar es cambiante, siempre nuevo, y ese propio contenido determina su forma”, añadía. Este pensamiento ha sido el motor y guía que ha determinado el gran trabajo de montaje que ha realizado el maestro caraqueño Hernández Silva. Desde el grandioso y programático himno a cargo de las trompas que abre el primer movimiento, la exposición de cada una de sus partes fue encaminada en acentuada progresión expresiva al momento cumbre de su mensaje, cual es el Lento, tranquilo y hondamente sentido tiempo final.

Tal planteamiento fue una de las claves de la bondad estética de este concierto. Cada una de las secciones instrumentales de la orquesta, de modo singular la percusión, se entregaron absolutamente a los dictados de su titular, constituyendo el otro elemento causal de la admirable construcción musical alcanzada con esta obra, en la que Hernández-Silva demostró su sólida formación, mezcla de la mejor tradición vienesa con el espíritu y sentir latinos naturales de su origen hispanoamericano. La tensión del gesto fue el modo con el que expresó un primer tiempo, bien decidido en su cuidada medida, que sirvió como desencadenante efecto espectral de su compleja sonoridad.

Con un calmo y contenido discurso determinó la esencia combinatoria de los dos temas que contiene el segundo, dejando una plácida sensación. Del tercero hay que realzar la excelente intervención del solista Ángel San Bartolomé en su solo de fliscorno, que sustituía la post-horn (trompa postal) original, convertido en catalizador emocional de este movimiento, desde una unívoca colaboración con el podium. En el cuarto fue María José Montiel quien brilló con el lirismo canoro que proyectó sobre los zoroástricos versos de Friedrich Nietzsche, que expresan un eterno e infinito anhelo de gozo. Una gran conjunción coral se pudo apreciar en el quinto movimiento, debiéndose así de resaltar el excelente trabajo realizado por Salvador Vázquez y Narciso Pérez del Campo con sus respectivos coros. Hernández Silva alcanzó un verdadero estado de gracia en el último tiempo, sabiendo condensar todas las emociones de trascendente y profana religiosidad que quería transmitir Mahler en su música.

 

 

Un Mahler valiente

Por José Amador Morales, MUNDOCLASICO 

El último concierto de la presente temporada de la Orquesta Filarmónica de Málaga ha traído a los atriles nada más y nada menos que la Sinfonía nº3 de Gustav Mahler. Una suculenta prueba de fuego para músicos y, especialmente, para su actual director musical que recientemente ha renovado su titularidad ante la misma por otros dos años. No en vano, Manuel Hernández Silva está desarrollando una labor que, como sucediera en sus recordados años al frente de la Orquesta de Córdoba, puede matizarse en un sentido o en otro pero ante la que no cabe duda de que responde a un trabajo cualitativa y cuantitativamente bien hecho. 

Resulta significativo el contraste de la prestación del conjunto malagueño entre el concierto de presentación del mismo Hernández Silva hace más de tres años (que por cierto incluía los Kindertotenlieder)  con el que comentamos, revelando una notable evolución en cuanto a mero sonido. Aquí convenció por ese sutil juego de texturas, tan mahleriano por otra parte, que ya fuese densamente sinfónico o camerístico, demostró el acreditado conocimiento de este repertorio por parte del director hispanovenezolano. Y particularmente por esa capacidad para ir graduando una in
tensidad que, en cualquier caso, siempre estuvo a flor de piel y que desde luego desembocó en un movimiento final tan hermoso como rotundamente expresivo. En este sentido no hubo freno de mano, si se nos permite la expresión, en esta apuesta decididamente valiente y para nada conservadora que indudablemente tenía su riesgo. No encontramos esos atisbos de calculada contención o sobreprotección que son usuales cuando los intérpretes son conscientes que la obra les excede y en consecuencia asistimos a un Mahler con mayúsculas, en absoluto mediocre.
 
Por su parte, María José Montiel supo resaltar las principales virtudes de su voz (homogeneidad, proyección y color) al tiempo que disimular sus defectos (dificultades con el estilo, falta de idiomatismo, afectación…). El Coro de Ópera de Málaga y la Escolanía Santa María de la Victoria actuaron con pulcritud y entrega, al igual que unos músicos de la Filarmónica de Málaga que, pese a la – hasta cierto punto comprensible – irregularidad en el nivel de las prestaciones solistas, sin duda estuvieron a la altura de la obra.
 
 

Manuel Hernández-Silva dirige la ‘Sinfonía nº 3’ de Mahler con la Filarmónica de Málaga

14 de junio de 2017. Por Alejandro Fernández, CODALARIO

Como sabrán la Filarmónica de Málaga, más de un cuarto de siglo después, sigue sin el escenario ideal para poder realizar conciertos. Cuando hace un par de semanas escuchábamos la Quinta sinfonía de Bruckner de la mano de uno de sus grandes especialistas como es la batuta del madrileño Carlos Domínguez percibimos la misma mixtura de sentimientos entre pudor y asqueamiento, entre náuseas y falta de miras. Esta orquesta no merece ese trato por parte de las administraciones que las sostienen, pero una de las consecuencias de tanto formato bidimensional colgado es la realidad que vive y va a seguir viviendo la OFM en el horizonte más cercano. Especular con el arte sólo genera propaganda para beneficio de muy pocos.

Ha transcurrido más de una centuria del estreno de la Sinfonía nº 3 en re menor, de Gustav Mahler y da la impresión que continúa despertando la misma vehemencia e indiferencia en el auditorio. Manuel Hernández-Silva, titular de OFM también apostó, como en su día hizo Edmon Colomer, por el gran sinfonista de la escuela vienesa en el colofón de la temporada. Colomer la Segunda y Hernández-Silva la particular visión de la Creación que atesora la Tercera sinfonía. Mahler es uno de fuertes del director venezolano, e incluso podemos ir más allá al afirmar que está batuta es la gran embajadora de la escuela vienesa en nuestro país. A lo ya escrito nos remitimos, cada vez que el maestro aborda este pilar del repertorio queda ridículo el reconocimiento que supone el aplauso unánime del público. En el consciente colectivo aún continúan fijados dos referentes hasta llegar a esta tercera mahleriana; por un lado  el trabajo expuesto por  Bernard Haitink en los PROMS londinenses pasados junto a la London Symphony Orchestra (cómo no recordar también aquella impecable retransmisión guiada por Pérez de Arteaga desde Radio Clásica); y en un ámbito local, la inolvidable versión de la Sinfonía “Resurrección” y la OFM con el entonces titular Edmon Colomer.

La Creación de Mahler

Entre La Creación de Haydn y la Sinfonía en re menor mahleriana no sólo transcurre la centuria que las separa, también concurre la evolución de una escuela y la singularidad de dos decisivos discursos musicales. El bohemio supone también el nexo imprescindible entre un período y otro. Mahler en su particular visión de la Creación -plagada de angustias y preguntas sin respuestas- dibuja un escenario ascendente, no falto de sentido ascético. Hernández-Silva se valió de dinámicas contrastadas, pulso enérgico y acentuado sin menoscabo de remansos suspendidos como el Cómodo, scherzando del tercer tiempo. Cada movimiento formarían esferas dentro de un universo más amplio, la extensión del primer tiempo frente a la divina recreación del Lento final lo atestiguan. Ciento cuarenta y tres minutos de música en estado puro.

El reencuentro con el Coro de Ópera, y concretamente con las cuerdas femeninas del mismo no nos ha decepcionado. Trabajo medido y plegado a las sutilezas de la partitura gracias al esfuerzo de Salvador Vázquez, director de la formación coral que ha sabido aflorar una mayor calidad e intención vocal. Salvador Vázquez, a quien entrevistamos en exclusiva para Codalario el otoño pasado, debuta este próximo dieciséis en el podio de la Orquesta de Radio Televisión Española en el marco de los galardonados en el Concurso Permanente que organiza Juventudes Musicales de España. La Escolanía de Santa María de la Victoria que dirige Narciso Pérez del Campo cerraba el capítulo coral demostrando, una vez más, la intención del maestro y la ilusión que siempre transmite a sus jovencísimos cantores.

Otro de los pilares fijados por Hernández-Silva ha sido la apuesta por la mezzo española María José Montiel. Escuchar a la artista es siempre garantía de buen hacer independientemente de la plaza o el auditorio. Tal ha sido el grado de implicación de esta voz que incluso la emoción se asomaba en sus ojos en la segunda interpretación ante el auditorio del viernes. Entre la lectura del jueves y el viernes apenas diferencias quizás, tal vez, mayor serenidad en la última cita pero en cualquier caso un ejemplo de maestría en la forma y en la técnica.

Y finalmente, el conjunto, una orquesta especialmente recrecida con otros profesionales y futuros instrumentistas estratégicamente dispuestos por la batuta de Hernández-Silva. Pero si algo de inmenso tiene además la Tercera de Mahler son los vasos comunicantes que se establecen entre secciones como la introducción inicial de las ocho trompas o las distintas intervenciones solistas especialmente reseñables la concertino Andrea Sestakova; el papel concertante del fliscorno de Ángel San Bartolomé o en la percusión los dos timbaleros de la OFM Leopoldo Saz y Serguei Trishankov.

Concluye la temporada con el horizonte de una Sexta Sinfonía de Mahler en el cartellone de la Orquesta Filarmónica de Málaga para la próxima y la miseria de una programación que nuevamente vuelve a tener el mismo escenario que no por impropio, indigno, pero que ha agotado ya su ciclo.

 

 

 

Hernández-Silva cierra temporada con la OFM

Hernández-Silva cierra temporada con la OFM

Tras presentar la nueva temporada de abono 2017/18 con gran acogida de los mediosManuel Hernández-Silva clausura su tercera temporada como Director Titular y Artístico de la Orquesta Filarmónica de Málaga con sendos programas que contarán con la participación de Juan Pérez Floristán y María José Montiel como solistas, esta semana y la que viene, respectivamente. En el atril, el Concierto para piano nº 21 de Mozart y la 2ª Sinfonía de Schumann para los dos conciertos de esta semana, y la 3ª de Mahler para la siguiente.

Hernández-Silva se ganó a público y crítica desde su llegada a Málaga con programaciones variadas y atrevidas que profundizan en la memoria sonora de la orquesta al tiempo que se abren a nuevos repertorios; combinando la presencia de figuras consagradas internacionalmente con directores y solistas españoles y una decidida apuesta, marca de la casa, por el talento local; aumentando año tras año el número de abonados; asumiendo una gran responsabilidad en acciones sociales y divulgativas; estrechando lazos con otras instituciones culturales; aumentando la presencia y visibilidad de la OFM en la ciudad y la provincia; y obteniendo reconocimiento general por la senda de excelencia artística que ha tomado la orquesta bajo su dirección, lo que le ha valido una renovación anticipada de su contrato que prolonga su presencia al frente de la formación hasta el verano de 2020. 

Manuel_Hernández-Silva_Don_Giovanni_Quincena_San_Sebastián

Manuel Hernández-Silva, director

Se graduó en el conservatorio superior de Viena con matrícula de honor en la cátedra de los profesores Reinchard Schwarz y Georg Mark. En el año de su diplomatura ganó el concurso de dirección Forum Jünger Künstler convocado por la Orquesta de Cámara de Viena, dirigiendo a esta formación en la Konzerthaus de la capital austríaca.

Ha dirigido en grandes festivales internacionales y es un habitual invitado de las orquestas españolas y extranjeras. Ha sido director titular de la Orquesta de Córdoba, director principal invitado de la orquesta Simón Bolívar de Caracas, con la que trabajó intensamente durante más de cinco años, y director musical de la Orquesta Joven de Andalucía. Actualmente es director titular y artístico de la orquesta Filarmónica de Málaga. El maestro Hernández Silva ha desarrollado una intensa actividad docente, impartiendo cursos internacionales de dirección e interpretación, así como numerosas conferencias. Todo ello le ha valido el reconocimiento de los músicos con los que ha trabajado, el del público y el de la crítica especializada.

Ha actuado como director invitado con la WDR Sinfonieorchester, Sinfónica de Viena, de la Radio de Praga, Sinfonie Orchester Biel Solothurn, Rheinische Philharmonie, Sinfónica de Israel, Orquesta Sinfónica de Wuppertal, Filarmónica Janacek, Filarmónica de Seúl (Corea), Nord-Tchechische Philarmonie, Sinfónica de Karlsbad, Filarmónica de Olomouc, Orchestre de Mulhouse, Sinfónica de Puerto Rico, Nacional de Chile, Sinfónica de Venezuela, Filarmónica de Bogotá, Sinfónica Nacional de México, Municipal de Caracas o Sinfónica Simón Bolívar (Venezuela). En España ha dirigido a la Real Filarmonía de Galicia, Orquesta Ciudad de Granada, Oviedo Filarmonía, Orquesta de Extremadura, Sinfónicas de Murcia, Vallés, Bilbao, RTVE, Tenerife, Castilla y León, Principado de Asturias (OSPA), Comunidad de Madrid, Navarra, de Barcelona i Nacional de Catalunya, de Euskadi, Balears o Filarmónica de Gran Canaria o Filarmónica de Gran Canaria, y tiene previsto su debut en la Orquesta Nacional de España en la temporada 17/18.

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies