El Cuarteto Bretón graba a García Abril

El Cuarteto Bretón graba a García Abril

Entre los próximos 8 y 12 de Diciembre el Cuarteto Bretón grabará la integral de obras para voz y cuarteto de cuerdas del Maestro Antón García Abril junto a la soprano Lucía Castelló, y con la colaboración especial del pianista Alejandro Zabala en una de las obras. El disco se publicará el 19 de Mayo de 2018, día del 85º aniversario del compositor, y se presentará en la Konzerthaus de Viena a finales de año. 

Cuarteto Bretón picado color

El disco consta de las siguientes obras: Canciones del jardín secreto, Canciones de Noche y Estrellas, Trípico sobre poemas de Antonio Gala (de Canciones de Valldemossa) para voz, cuarteto de cuerda y piano, y Rubaiyyat; se editará en el sello ClasicaEs y la grabación tendrá lugar en el auditorio de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid. Esta nueva grabación se une a las integrales de Alfredo Aracil y del P. Soler (con Rosa Torres-Pardo), ambas en VERSO, de Rodolfo Halffter y de Guridi, ambas en NAXOS; al monográfico de Juanjo Colomer, editado por el Instituto Cervantes de Bremen; y al disco con cuartetos de Bretón, pendiente de salir al mercado.

Recién llegados de Bucarest, donde presentaron cuartetos españoles en el Ateneo Rumano de la mano del Instituto Cervantes y el CNDM, el Cuarteto Bretón afronta una temporada en que alterna el repertorio convencional y contemporáneo con su habitual especial dedicación al repertorio español. Así, abordarán obras de Terry Riley, Philip Glass, Schubert, Shostakovich o Sibelius, junto a Hermes Luaces, Conrado del Campo, Jesús Guridi, Arriaga o Tomás Bretón, en foros como la Sociedad Filarmónica de Valencia, la Fundación Juan March, el Ciclo de Cámara de Málaga, la Fundación Canal o el Palacio Real. Será también el Cuarteto Invitado en el Concurso Internacional de Piano de Jaén, donde tocarán los quintetos de Schumann, Dvorak, Cesar Franck y Brahms. La actividad en quinteto se verá ampliada con la colaboración con el pianista Ludmil Angelov, con quien ya se han presentado en la pasada edición del Festival de Granada y con quien protagonizarán el estreno absoluto del Quinteto de Tomás Bretón en la Fundación Juan March

 

 

 

El Cuarteto Bretón en Bucarest

El Cuarteto Bretón en Bucarest

El Cuarteto Bretón se presenta en Bucarest en el marco de un proyecto de divulgación del repertorio español para cuarteto de cuerda organizado por el CNDM y el Instituto Cervantes de Bucarest, con la colaboración de la Filarmónica George Enescu de Bucarest. El programa, que comprende el Cuarteto nº 2 de Juan Crisóstomo Arriaga; el Cuarteto nº 7, “de Ultramar”, de Ramón Paus; y el Cuarteto nº 2 de Jesus Guridi, es una panorámica muy representativa de la creación cuartetística española pues abarca desde el incipiente romanticismo, todavía muy enraizado en la tradición clásica de principios del XIX, de Arriaga, hasta la creación más actual, pasando por uno de los cuartetos más brillantes de todo el s. XX, como el 2ª de Guridi, que, envuelto en el aroma del nacionalismo casticista imperante en la posguerra, conserva también las influencias francesas de su paso por la Schola Cantorum.

El Cuarteto Bretón

El Cuarteto Bretón nace en 2003, cuando cuatro músicos con larga experiencia en la música de cámara comparten la necesidad de dar a conocer cuartetos españoles, tanto actuales como del pasado, junto al gran repertorio de la formación, poniendo un énfasis especial en la obra de compositores como Ernesto y Rodolfo Halffter, Guridi, Bautista, García Leóz, Bretón, Orbón, Turina, Julio Gómez, Charles, Aracil, Marco, Greco, Carro, Halffter, Sánchez Verdú o Conrado del Campo, sin descuidar, por supuesto, el gran repertorio para cuarteto de todas las épocas.

Cuarteto Bretón Instituto Cervantes Bucarest

El Cuarteto Bretón ha participado en series de conciertos en las salas mas importantes de España: Auditorio Nacional, Fundación March, Fundación Canal, Residencia de Estudiantes, CDMC, Auditorio del Conde Duque, Teatro Albéniz, Auditorio Reina Sofía, Residencia de Estudiantes, El Escorial, Teatros del Canal, Fundación BBVA, Música Antigua Aranjuez, Musica/Musika de Bilbao, Semana de Música Religiosa de Cuenca, Auditorio Nacional, Festival de Música Española de León, Festival de Toledo, Festivales y Ciclos de Música Contemporánea de Córdoba, Compostela, Badajoz y BBVA de Bilbao, Museo Picasso, los Festivales de Úbeda, Granada, Santander y San Sebastián, así como en el Colegio Español de París, Festivales de Cordes en Ballade y de Cuartetos de Luberon (Francia) y Sendesaal de Bremen.

El Cuarteto Bretón mantiene una importante actividad discográfica que incluye las integrales de Rodolfo Halffter y Jesús Guridi, Cuartetos de Tomás Bretón, todos para el sello NAXOS, Alfredo Aracil (Verso), Quintetos con piano del Padre Soler con Rosa Torres Pardo (Columna) o Música de Cámara de Juan José Colomer (Instituto Cervantes).

 

 

 

Gran éxito del Cuarteto Bretón y Ludmil Angelov en Granada

Gran éxito del Cuarteto Bretón y Ludmil Angelov en Granada

Extraordinario concierto el ofrecido el pasado 29 de Junio en el Patio de los Mármoles por el Cuarteto Bretón y Ludmil Angelov en el Festival Internacional de Música y Danza de Granada. ‘Un torrente de emociones llamado cuarteto Bretón‘ o ‘Música de cámara Cum Laude‘ fueron algunos de los titulares con los que la prensa saludó este concierto en que por primera vez confluían las trayectorias del Cuarteto Bretón y Ludmil Angelov, una reunión de talento con vocación de continuidad, cuya próxima parada será la Fundación Juan March para presentar en primicia dos recuperaciones del patrimonio camerístico español, los quintetos de Tomás Bretón y Conrado del Campo. En el concierto de Granada el programa estaba integrado por el Cuarteto nº 1 de Gorecki, y por los quintetos de Granados y Shostakovich.

Cuarteto Bretón y Ludmil Angelov

La reunión del Cuarteto Bretón y Ludmil Angelov es mucho más que una colaboración puntual de unos músicos que se juntan para hacer un concierto. Confluyen en este nuevo quinteto intereses comunes por repertorios menos transitados y el ansia por prestar atención a la gran tradición española de la música de cámara, tan habitualmente desatendida. EL Cuarteto Bretón y Ludmil Angelov prevén llevar al disco estos dos nuevos quintetos de piano que se incorporan al repertorio de la música de cámara española. Naturalmente, el Cuarteto Bretón y Ludmil Angelov mantendrán sus trayectorias individuales y seguirán colaborando con otros artistas y formaciones, pero la música española de cámara tiene un nuevo grupo para su defensa, promoción y difusión. 

El Cuarteto Bretón y Ludmil Angelov poseen por separado una relevante discografía que muestra a la perfección lo variado de sus intereses musicales. El Bretón -formado por Anne-Marie North, Antonio Cárdenas, Alberto Cle y John Stokes- ha grabado, entre otros las integrales de cuartetos de Jesús Guridi, Rodolfo Halffter, Alfredo Aracil o Juanjo Colomer, así como los Quintetos del P. Soler con Rosa Torres-Pardo (Ver en Spotify). Ludmil por su parte, ha grabado desde Chopin -autor por el que es internacionalmente reconocido- a Granados, pasando por Strauss, Kapustin, Moszkowski, Piazzolla o canciones de Pauline Viardot con la soprano Ina Kancheva (Ver en Spotify). Naturalmente hay ya proyectos discográficos en esta nueva formación de quinteto.

 

 

 

El Cuarteto Bretón y Ludmil Angelov en el FIMDG

El Cuarteto Bretón y Ludmil Angelov en el FIMDG

La 66ª edición del Festival Internacional de Música y Danza de Granada será el escenario de la presentación de una nueva colaboración artística del más alto nivel, un nuevo Quinteto que reúne al Cuarteto Bretón y Ludmil Angelov. En la puesta de largo de esta nueva formación serán los Quintetos de Granados y Shostakovich las obras en programa, precedidas por el Cuarteto nº 1 de Henrik Gorecki. El concierto tendrá lugar el próximo 29 de Junio en el Patio de los Mármoles del Hospital Real de Granada.

Más adelante, en febrero, se les podrá ver de nuevo en acción interpretando dos quintetos del patrimonio histórico español, los Quintetos para piano y cuerdas en Sol de Tomás Bretón y en Mi de Conrado del Campo, que se interpretarán por primera vez en tiempos modernos a partir de recuperaciones musicológicas auspiciadas por la propia Fundación Juan March. En ese mismo escenario tuvo lugar la primera interpretación mundial del Cuarteto nº 8 de Conrado del Campo a cargo del Cuarteto Bretón.

Cuarteto Bretón y Ludmil Angelov

La reunión del Cuarteto Bretón y Ludmil Angelov es mucho más que una colaboración puntual de unos músicos que se juntan para hacer un concierto. Confluyen en este nuevo quinteto intereses comunes por repertorios menos transitados y el ansia por prestar atención a la gran tradición española de la música de cámara, tan habitualmente desatendida. EL Cuarteto Bretón y Ludmil Angelov prevén llevar al disco estos dos nuevos quintetos de piano que se incorporan al repertorio de la música de cámara española. Naturalmente, el Cuarteto Bretón y Ludmil Angelov mantendrán sus trayectorias individuales y seguirán colaborando con otros artistas y formaciones, pero la música española de cámara tiene un nuevo grupo para su defensa, promoción y difusión. 

 

 

Ludmil Angelov, excepcional Chopin en Málaga

Ludmil Angelov, excepcional Chopin en Málaga

Reproducimos la extraordinaria crítica de José Antonio Cantón en SCHERZO del Concierto de Ludmil Angelov con la Orquesta Filarmónica de Málaga

Excepcional Chopin en Málaga

Málaga. Teatro Cervantes. 09-II-2017. Orquesta Filarmónica de Málaga (OFM). Ludmil Angelov (piano). Director: Minhea IgnatObras de Frédéric Chopin, Wolfgang Amadeus Mozart y Richard Strauss.

Desde que consiguiera el Premio Extraordinario “World Music Masters” de Montecarlo el año 1994, el pianista búlgaro Ludmil Angelov no ha parado de afianzar su perspectiva del glorioso pasado decimonónico con una autoridad y dominio indiscutibles. Se ha convertido en un referente del repertorio romántico, especialmente en Chopin, del que conoce en profundidad la totalidad de su obra, que ha llegado a interpretar en múltiples ocasiones. Angelov transita desde hace más de cuarenta años con tal aristocracia artística que lleva a recordar a los grandes mitos del teclado, muestra de ello aparece en su forma de interpretar, todo un ejercicio de pura sabiduría, autenticidad estilística y diáfana transmisión musical. 

Pese a las dificultades que encierra el Primer concierto para piano y orquesta en Mi menor, Op.11 de Chopin, tocó su primer movimiento con el sutil grado de delicadeza que requiere la creación de este compositor, sin menoscabo de sustentar en todo momento una presencia sonora equilibrada con la orquesta que seguía los tempi que marcaba el piano y que, desde el pódium, el maestro Ignat supo respetar siempre. Angelov demostró conocer los secretos de esta obra desgranando todos los detalles de su discurso con apolínea articulación. Ésta llegó a su grado sumo en la romanza central, con un larghetto en el que surgieron las nobles esencias del pensamiento chopiniano. El pianista logra mantener constantemente una expresión cuasibelcantista exquisitamente declamada. 

Su preciso mecanismo, puesto siempre al servicio de la más esencial musicalidad, fue todo un ejemplo de uno de los principios técnicos más elementales a la vez que difíciles en los que Chopin basó su singularidad pianística. No es otro que un claro concepto de tener la tecla como punto de apoyo donde, desde la pulsación, transmite el mensaje musical, con un equilibrio perfecto en el peso del brazo y la capacidad de deslizamiento de la muñeca y los dedos, uno de los grandes secretos del alto virtuosismo pianístico que propone Chopin y que en Angelov adquiere el mayor grado de expresividad con su soberbio sentido del rubato. Esta esencial seña de identidad del compositor polaco fue aún magnificada en el bis con el que correspondió a los aplausos del público; el Nocturno en Do sostenido menor, Op. post. que interpretó con un alto grado de contenida pasión.

La segunda parte del concierto estuvo ocupada por la Sinfonía “Linz” de Mozart, junto a la jovial y placentera Suite del “Caballero de la Rosa” de Richard Strauss. La primera funcionó adecuadamente desde la experiencia de la orquesta que últimamente está más atenta en mejorar la escucha de sus profesores entre sí, dando la sensación de un instrumento cada vez más cohesionado en su actual progresión artística. 

En las dos primeras piezas de la segunda, el fino virtuosismo que pide Strauss quedó falto de ajuste desde la capacidad constructiva del director que no llegó a exhibir en momento alguno el adecuado sentido de anacrusa o anticipación gestual que el autor pide constantemente en su ampuloso y a la vez camerístico lenguaje musical, dificultándose así la ineludible transmisión que exige la dirección de esta suite. Con todo, la interpretación adquirió mayor entidad artística en los tres episodios finales en los que la OFM manifestó la prestancia técnica y musicalidad que vienen siendo crecientes en la presente temporada.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies